jueves, 10 de agosto de 2006

Singing Dreams.

Probablemente una chica busque, aún y intentándose convencer de que no lo necesita, al hombre perfecto (aunque yo lo llamaría, la rana perfecta, porque no se si algún día existió la perfección masculina, y disculpen todos aquellos a quienes repercute mi comentario en estas líneas entre paréntesis, pero seamos francos, es cierto.)

Un hombre perfecto diría:
“una rosa es perfecta y regalar a una mujer una docena es decirle que existen las cosas perfectas, pero si realmente quieres hacerla sentir especial, regálale una orquídea. Has visto una orquídea flotando en el agua tan delicada y hermosa?, si una mujer recibe una es como decirle que flota sobre un mal de infinitas posibilidades.”

Pero realmente, ¿qué hace perfecto al hombre perfecto?

Tiene que ser alguien que sienta una conexión profunda, tiene que saber lo que te gusta. y lo que no, alguien que al tocarte y fije sus ojos en ti, te abrace con la mirada, que sus ojos digan algo más que sus palabras, que por las mañanas al levantarse te haga una señal diciendo que se ha acorado de ti nada más despertar y por la noche al mirar por la ventana pensar que no solo las madrugadas de lunas llenas son buenas para estar juntos, sino que todas las noches son especiales para estarlo.
Alguien que piense que la luna es mucho más que una roca flotante.
Que cuando lo ves, lo único que puedes pensar es en una palabra de 4 letras, que estar con él es como estar en una casilla de palabra triple, (como el scrabble) todo importa tres veces más, el sol brilla el triple.
Uno que pudiendo estar en cualquier sitio del mundo escogiera estar contigo porque junto ti, la vida es mejor.

Encontrarte en un momento de aquellos donde ves que toda tu vida ha sido un completo desastre y ahora empiezas a verlo todo. Es como si todas esas cosas malas que has pasado y que has odiado siempre; la gente que te ha decepcionado; las cosas que no han salido como tu querías, de pronto empezaras a agradecerlas porque todas esas cosas te han llevado aquí, a este instante.

Ese es.
Imaginable.
Pero imposible.

**En fin.
Nadie tiene culpa de que yo sea una soñadora innata
y una peliculera sin límites.


Mña Mallorca.
12 dias....Mexico.

5 comentarios:

Frequency dijo...

En referencia a tu viaje. Hay un dicho más o menos popular sobre Monterrey, que está algo así.

"En Monterrey el clima siempre está igual... de la chingada."

Así que, no te preocupes de que la temperatura vaya a bajar de 20 grados (ni por la noche). Pero si va a subir a más de 40. Con los huracanes tendrás alterados climas llenos de sol, lluvia, viento, sequía y humedad, quizá al mismo tiempo y en el mismo lugar. Pero igual casi no llueve y el sol es algo que se puede asegurar.

Saül Caballero dijo...

El hombre perfecto no existe... o eso es lo que constantemente nos ha enseñado Disney.

Que todo son cuentos... que todo son fantasías dignas de durar hora y media de largometraje.

Aunque creo yo que lo que tú buscas (según lo que describes), no es la perfección. Es otra cosa más bella, más delicada, más profunda.

La perfección te la da un anunció de Tommy Hilfiger. Y de anunciós de 20 segundos estamos todos ya bien artos.

Jerry García, a.k.a. stup_id dijo...

I don't forget, Je ne oublie pas, non mi dimentico, no m'oblido, Ich vergesse nicht...

Preparando tu llegada :)

Falta ya nada, animo


UN petó molt grand per tu, niña

Monty dijo...

Hola he leido tu post sobre la perfeccion masculina. Lo que dices ocurre y pasa, pero es una sensacion temporal. Nada es perfecto y en eso reside su belleza. Si solo buscas eso que dices en el post, lo encontraras en determiados momentos, pero que se iran, parafraseando al replicante de Blade Runner, "como lagrimas en la lluvia". Eso no dura. El enomoramiento que tu dices aqui dura unos meses. Incluso hay estudios sobre ello. A partir de hay todo lo demas es cariño, amistad, convivencia, empatia y sobretodo mucho esfuerzo. En realidad el amor es ser capaz de superar esos primeros meses de enamoramiento y conseguir seguir juntos. Eso es amar. Lo otro no son mas que fuegos artificiales, que si, son muy bonitos, pero solo duran unos segundos.

Busca la perfeccion pero siendo consciente de que ella no es la meta.

Un saludo!!!

alea dijo...

Me da lo mismo que exista o no el hombre perfecto. Por no hablar de la mujer perfecta. Pero una cosa si esta clara. Lo que buscas es lo que todos queremos encontrar en el otro. Eso si, olvida las comparaciones. Ten cuidado, son una trampa que nos hace saltar de un sitio a otro. Me gustan tus sentimientos. Mucho.