viernes, 28 de diciembre de 2007

Para algo es navidad.

Será que todo se me hace un mundo, será que mi pensamiento esta tan moribundo que lo único que lo nutre son las sales de cada lágrima que suelto.

Y no entiendo la razón, la razón de que mi corazón esté tan negro de penúria, de que mi sonrisa no brille por su presencia, o de que se vean mis ojos cansados de tanta presión.

Pido un incentivo, un aliciente que me haga sentir más paciente, cosas que se que no llegarán, que por ahora aún tardarán, porque el tiempo y el momento no es el correcto y porque nada es perfecto.

Y me odio, me odio a mi misma y no se porque. Dudas que me corroen, que me lastiman, que me desesperan, que me matan por dentro.

Pufff.

Y soplo.

Pufff.

Y es que cuando me levanto ya estoy cansada y cuando me vuelvo a dormir solo tengo ese insoportable nudo en el estomago. Los exámenes no son buenos, y la época de estudio menos aún, y más cuando no se tiene confianza en una misma.

Y no es que no pueda hacerlo sola, es que necesito de una compañía, de algo que esté a mi lado, presente, que no sea intermitente, que me ayude condecentemente.

Demasiadas cosas necesito y demasiado egoísta parezco ser.

Pero es así.

Por pedir, que no sea, para algo es navidad.

3 comentarios:

Javi dijo...

para los universitarios esta época es muy jodida...leyéndote un poco creo que tienes mucha vitalidad y mañana o quizás pasado mañana te levantarás con muchas ganas de estudiar a saco.

por desgracia todos tenemos ese algo intermitente, y lo que desearíamos es que fuese constante, pero bueno, yo me pediré para reyes algo que me de autoestima constantemente. ya sé...les pondré leche, galletas y un cubata a los reyes a ver si cae algo bueno ;-)

Feliz año

JRD dijo...

Cuantísima razón tienes, cada vez que escribes algo nuevo consigo comprensión, me identifico.
Seguramente no pasemos por lo mismo pero sí mucho de lo que sentimos y pensamos se manifieste igual.

Yo también necisito de eso que cuando viene es una ola de felicidad, muy intensa pero poco duradera, que en cuanto menos te esperas se ha ido... y hasta volver a sentirla...

Esa sensación angustiante te impide concentrarte y te desquicia.

Como dijo Mai: "no eres la parte que me falta para ser una persona, eres la duda de mi mente cuando me voy a la cama"

algo así :S

alea dijo...

Como pasa el tiempo. ¿Sigues sintiendo lo mismo en los examenes? O vas ya enfilada....?